Recordamos a las Víctimas

Los Hechos

Cronología De Los Acontecimientos

24 de feb. de 1996
Dos aviones caza, un MiG-29 y un MiG-23, de la Fuerza Aérea de Cuba volaron al encuentro de tres avionetas Cessna 337, sin armas, que estaban siendo piloteadas por Hermanos al Rescate en el Estrecho de la Florida. Con la autorización de una estación militar en suelo cubano, el MiG-29 abre fuego y destruye ambas avionetas piloteadas por Carlos Costa, Pablo Morales, Mario de la Peña y Armando Alejandre, matando a los cuatro miembros a bordo. La tercera avioneta de Hermanos al Rescate, conducida por José Basulto, logra escapar ilesa.
26 de feb. de 1996
La Unión Europea emite una declaración de condena al derribo. El Presidente Clinton de los EE.UU. inicia acciones unilaterales contra el gobierno de Cuba; ordena al Congreso promulgar leyes para compensar a las familias de las víctimas; toma acción para llegar a un acuerdo sobre el Ley de Helms Burton; pide a Radio Martí que amplíe su alcance; ordena más restricciones para el desplazamiento de funcionarios cubanos en los EE.UU y suspende por tiempo indefinido todo vuelos charter de los EE.UU. a Cuba.
27 de feb. de 1997
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emite una declaración condenatoria sobre el derribo y pide una investigación por la Organización Internacional de Aviación Civil. 2 de mar. de 1996 La embajadora de los EE.UU. a las Naciones Unidas Madeleine K. Albright habla ante miles de personas en el estadio Orange Bowl en Miami durante una ceremonia efectuada en honor a las víctimas.
12 de mar. de 1996
Debido al derribo, el Congreso 104 de Estados Unidos aprueba la Ley Helms-Burton destinada a fortalecer y continuar el embargo hacia Cuba. Dicha ley señala, entre otras cosas, que cualquier compañía no estadounidense que trafique con propiedades en Cuba confiscadas, sin compensación, a una persona de EE.UU. puede estar sujeta a litigios e igualmente señala que a los directivos de dicha compañía se les puede prohibir entrar en Estados Unidos. Tanto Bill Clinton como George W. Bush han suspendido la aplicación de dicha ley desde su promulgación y actualmente no se aplica.
26 de junio de 1996
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adopta una resolución de condena al derribo y al uso de armas de fuego por parte de la Fuerza Aérea de Cuba contra aviones civiles.
27 de junio de 1996
La Organización Internacional de Aeronáutica Civil (ICAO) aprueba una resolución en la que expresa su condena al derribo y al uso ilegal de armas de fuego contra aviones civiles.
28 de junio de 1996
La ICAO presenta un informe ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, titulado “Informe sobre la Investigación acerca del Derribo por parte de Aviones Militares de Cuba de Dos Aviones Privados Registrados en Estados Unidos de América, Ocurrido el 24 de Febrero de 1996”. Dicho informe establece que ambas avionetas atacadas se encontraban sobre aguas internacionales en el momento de su derribo, y que la Fuerza Aérea de Cuba nunca intentó comunicarse con las avionetas antes de destruirlas.
31 de oct. de 1996
Las familias de Alejandre, Costa y De la Peña presentan una demanda civil contra la Fuerza Aérea de Cuba y el gobierno cubano, basándose en la Ley Antiterrorista y de Pena de Muerte Efectiva. (La familia de Pablo Morales no puede participar en la demanda dado que Pablo no era ciudadano estadounidense.)
17 de dic. de 1997
El Juez Superior de Distrito de EE.UU., Lawrence King dictamina que el gobierno cubano debe pagar a las familias de Costa, De la Peña y Alejandre una suma multimillonaria en concepto de indemnización compensatoria y daños punitivos. No obstante, las familias enfrentan cierta resistencia por parte del gobierno de Clinton cuando intentan cobrar dicha suma adjudicada. No pueden cobrar ninguna porción importante de los fondos hasta que se promulga una nueva legislación congresional en el año 2000, la cual les permite hacerlo.
22 de ene. de 1997
El Relator Especial para Cuba de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Carl-Johan Groth, presenta un informe sobre los derechos humanos y las libertades fundamentales. En dicho informe, el Relator Especial determina que el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate fue un acto premeditado y una violación del derecho a la vida de las cuatro víctimas.
Abril de 1997
Las familias viajan a Ginebra durante la reunión de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con vistas a informar sobre el derribo a los países miembros y a las Organizaciones no Gubernamentales, testificar ante la Comisión y obtener una resolución de condena al gobierno de Cuba por parte de la Comisión.
20 de ene. de 1999
Los familiares declaran sobre el derribo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. En los meses siguientes, las familias siguen proporcionando información y reuniéndose con funcionarios de la Comisión.
29 de sept. de 1999
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos emite el Informe No. 86/99 (Caso No. 11,589) en el que se determina que el estado cubano es responsable de la violación del derecho a la vida de las víctimas, así como del derecho de las familias a que se haga justicia. La Comisión hace un llamado al estado cubano para que investigue los hechos del derribo, para que encause a los agentes del gobierno responsables de los asesinatos y para que se adopten las medidas necesarias y se pague a las familias de las víctimas una compensación adecuada.
11 de oct. de 2000
El Senado de EE.UU. aprueba la Ley de Protección de Víctimas de Tráfico y Violencia, la cual incluye estipulaciones que permiten a las víctimas del terrorismo patrocinado por gobiernos cobrar sumas adjudicadas en fallos judiciales. Las familias de Alejandre, Costa y De la Peña logran cobrar indemnización compensatoria de pagos debidos por la compañía de telecomunicaciones AT&T al gobierno cubano. El dinero había quedado congelado en Estados Unidos debido al embargo comercial.
8 de jun. de 2001
El Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Sur de la Florida encuentra culpable de conspiración para cometer asesinato al ciudadano cubano Gerardo Hernández. Hernández, líder de la Red Avispa de espías cubanos en el sur de la Florida, es hallado culpable de haber respaldado un plan para derribar las avionetas de Hermanos al Rescate. Un total de cinco agentes cubanos son hallados culpables de actuar como agentes de inteligencia extranjeros no registrados.
10-18 abr. de 2002
Las familias se reúnen con el Relator Especial Sobre Cuba de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con vistas a obtener una respuesta condenatoria de la Comisión a las sistemáticas violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno cubano.
10 de dic. de 2002
Las familias se reúnen con Michael Chertoff, subsecretario de justicia, división criminal, sobre la obtención del encauzamiento de los oficiales del ejército cubano responsables del derribo.
21 de ago. de 2003
Bajo la supervisión del Fiscal Federal del Distrito Sur de la Florida, Marcos Jiménez, un gran jurado federal presenta una acusación contra un general cubano y dos pilotos de la Fuerza Aérea de Cuba por haber llevado a cabo el derribo.
24 de feb. de 2005
Las familias de Alejandre, Costa y De la Peña anuncian una recompensa por la captura de los militares cubanos acusados del derribo, así como por información que conduzca a más encausamientos o a la captura de otros responsables.
9 de ago. de 2005
El Tribunal de Apelación del Onceavo Circuito de EE.UU., en Atlanta, abroga la sentencia de los cinco espías cubanos y solicita la celebración de un nuevo juicio, citando prejuicios de la comunidad de Miami como impedimento para un juicio justo.
31 de oct. de 2005
El Tribunal de Apelaciones, en pleno, anula la decisión del 9 de agosto y establece nuevos argumentos verbales para febrero de 2006.
14 de feb. de 2006
El Tribunal de Apelaciones escucha los nuevos argumentos sobre las apelaciones de las condenas a los espías.

Durante los años transcurridos desde el derribo, siempre han sido ignoradas las reiteradas solicitudes presentadas por las familias de las víctimas para reunirse con los presidentes Clinton, Bush y Obama, con vistas a lograr el encausamiento de los responsables.